jueves, mayo 07, 2009

El secreto

La ruidosa comunidad se detiene.
Un desconocido ha irrumpido en sus casas, y con ese timbre,
lo antes a los cuatro vientos aireado, se torna silente.

La comunidad contiene la respiración

Desaparece el flamenqueo
cesa el gracejo inmediatamente
y varias cabecitas
asoman con cautela de su ratonera.

Desde la cima, veo moldeados.
Y coronillas y pelos ralos
surgen aleatoriamente de la vertical del plano.

De un plumazo, la comunidad enmudece.
Espera, sigilosa, que el extraño se aleje.